John Marston

Biografía

John Marston nació en 1873. Su padre era un inmigrante escocés analfabeto que nació en el barco a Nueva York, mientras que su madre era una prostituta, que murió durante el nacimiento de John.

John vivió inicialmente con su padre, un hombre que amaba Escocia y siempre hablaba de ella. Sin embargo, quedó ciego en una pelea de bar al sur de Chicago y murió en algún momento posterior, cuando John tenía ocho años. Se desconocen las circunstancias que rodearon su muerte, aunque a John le dijeron que murió en la pelea del bar.

John fue posteriormente enviado a un orfanato, donde pasó los siguientes años. Se escapó e intentó hacer su propia suerte viviendo en las calles. A la edad de 11 años, John cometió su primer asesinato cuando disparó a un hombre, aunque afirmó que no era su culpa. En 1885, a la edad de 12 años, Marston fue sorprendido robando por los granjeros de Illinois, que planeaban colgarlo. Dutch van der Linde intervino y salvó al joven, tomándolo bajo su ala; John fue así incorporado a la banda de Van der Linde, junto con Hosea Matthews, Arthur Morgan y Susan Grimshaw. La banda se convirtió en una familia sustituta del joven, y Dutch se convirtió en su mentor y figura paterna. Le enseñó a John a leer, disparar, cazar, recolectar y le inculcó el amor a la naturaleza y a otras cosas que no fueran el poder.

John se convirtió en un experimentado forajido, corriendo con Dutch, Hosea, Bill Williamson, Arthur Morgan, Javier Escuella y varios otros, cometiendo robos, asaltos, asesinatos, secuestros y otros crímenes a través de la frontera americana. Junto a Morgan, Marston era considerado el protegido más orgulloso de Dutch; muchos miembros de la banda consideraban a John como el favorito de Dutch y el “chico de oro”, para la envidia de ciertas personas, como Bill.

Marston había caído bajo el influjo de la filosofía de Dutch, creyendo que la banda robaba y luchaba por una razón. Al robar a los ricos, ellos, a su vez, daban a los pobres. Querían provocar un cambio en la gente, aunque más tarde llegó a admitir que estas eran excusas para dejarles robar y hurtar indiscriminadamente.

En 1894, una prostituta llamada Abigail Roberts se unió a la banda. A pesar de tener relaciones sexuales con la mayoría de los miembros de la banda, finalmente se enamoró de John. Más tarde tuvieron un hijo juntos, al que llamaron Jack. La pandilla se convirtió en una familia para Jack.

En sus primeros años, John tuvo muchas dificultades para conectar con su hijo debido a las dudas sobre si era o no el padre biológico de Jack, así como a los temores sobre su propia capacidad para criarlo. Alrededor de la época en que Jack tenía 1 año, John dejó la pandilla por un año. Su regreso fue bien recibido por Dutch y algunos otros miembros de la banda, mientras que Arthur se sintió traicionado por sus acciones. Una brecha entre los dos creció constantemente durante los siguientes años.

La pandilla reclutó nuevos miembros como Micah Bell, Lenny Summers y Charles Smith. Continuaron moviéndose hacia el este hasta que llegaron a Blackwater, donde decidieron quedarse un tiempo. Aquí, Micah terminó animando a Dutch a perseguir un atraco a un barco, en el que John participó junto con Javier, Sean y los hermanos Callander – Mac y Davey.
El atraco salió mal cuando Dutch disparó a una joven indefensa llamada Heidi McCourt en la cabeza y una unidad de agentes de Pinkerton tendió una emboscada a la banda, lo que provocó un estallido de violencia. La banda escapó y se las arregló para esconder el dinero del barco en algún lugar de Blackwater. El atraco fue un desastre, que provocó la muerte de Davey y Jenny Kirk, la separación de Mac y la captura de Sean por los cazarrecompensas.

John recibió una bala en el brazo y escapó con el resto de la banda, dirigiéndose al norte hacia Big Valley.

Aparece en

Frases

Solo Sé Que Hay Dos Teorías Al Discutir Con Mujeres. Y Ninguna Funciona

Te Escucho Hablar Y De Repente Me Acuerdo De Cómo Las Personas Que Más Respetaba En Mi Vida Tenían Un Problema Con La Autoridad

Hemos Compartido Una Silla De Montar, O’Driscoll, Pero No Somos Amigos

Por Qué Estás Tan Interesado En Mi Vida? ¿No Tienes Una Propia

Siempre Soy Honesto, Tal Vez No Siempre Sea Bueno, Pero Siempre Soy Honesto

La Coruña, España Correo mail