Diferencias entre Play Station 4, Slim y Pro

Videojuegos

La consola PlayStation 4 de Sony ha salido a la venta en 2013, tiempo después han salido otros modelos a escena: The PlayStation 4 Slim y PlayStation 4 Pro. Pero, ¿cuál es la diferencia, y cuál deberías comprar?

Descubrir qué PS4 comprar comprar es importante, incluso más si ya tienes una PS4 y estás considerando la posibilidad de actualizarla a la nueva PS4 Pro. La buena noticia es que el PS4 y PS4 Slim son, a todos los efectos, la misma máquina en su mayor parte, y las tres máquinas podrán jugar los mismos juegos. Empecemos a hablar de estos modelos para conocer sus diferencias.

 

PlayStation 4 (2013)

Empecemos con la PlayStation 4 normal u original. Es difícil de creer que esta máquina ya tiene casi cuatro años, pero en realidad ha envejecido bastante bien. Sin embargo, algunas especificaciones clave específicas estaban empezando a quedarse cortas, precisamente por esto, Sony decidió que un nuevo modelo Slim era necesario (al igual que hizo con la PlayStation 2 y 3 en el pasado).

 

 

Antes de entrar en eso, hablemos de la PlayStation 4 en sí misma. Lanzado originalmente por unos 399€, era una máquina de última generación para su época, con un procesador gráfico que hacía que la anterior PlayStation 3 pareciera una máquina más obsoleta. Puede producir gráficos a 1080p incluso en los juegos más exigentes, donde su predecesora se limitaba a normalmente a 720p. Gracias a una actualización reciente, también soporta HDR en televisores compatibles, lo que supone una bonita mejora que mantiene el modelo original más en línea con los nuevos modelos Slim y Pro.

También presentó un nuevo diseño de controlador con el DualShock 4, que introdujo un touchpad y reemplazó los tradicionales botones Start/Select con nuevos botones Compartir y Opciones. También permitió que los controladores se cargaran cuando la consola estaba en modo de espera.

En general, la PS4 fué una consola excelente para su época y un digno sucesor de la PlayStation 3. Pero como hemos mencionado antes, algunas de sus características se estaban quedando justas, que es la razón del nuevo modelo Slim.

 

 

PlayStation 4 Slim (Septiembre 2016)

Como su nombre lo indica, la versión más nueva de la PS4 (con un precio de salida de 299€)  es una versión más pequeña, más delgada y, en general, más reducida de la PS4, al menos en su apariencia exterior. Sin embargo, sí que aporta actualizaciones a algunas de las especificaciones más anticuadas de la PS4, que en este momento se necesitaban notablemente.

En primer lugar, lo que más podemos decir que se agradece en este modelo, es el Wi-FI: donde la PS4 original sólo soporta redes b/g/n de 2.4GHz, la PS4 Slim tiene soporte para 2.4GHz y 5GHz, además de añadir Wi-Fi AC. En otras palabras, es compatible con todas las configuraciones de red modernas para obtener una conexión Wi-Fi más rápida y fiable, siempre que el router admita los mismos estándares. El modelo Slim también incorpora la conexión Bluetooth desde el protocolo 2.1 hasta Bluetooth 4.0.

 

 

Los puertos USB también se han actualizado al nuevo estándar USB 3.1. Además, Sony también eliminó el puerto de audio óptico del modelo actualizado para adaptarse a su tamaño más delgado. Esto significa que todo el audio tiene que IR a través de HDMI para aquellos que utilicen sistemas de Home Cinema y similares. Para la mayoría de los usuarios, esto probablemente no importará, pero este punto fue de los más criticados a la hora de presentar Sony este nuevo modelo.

Sobre el almacenamiento, la PlayStation 4 original estaba limitada a 500 GB , miestras que este modelo Slim incorpora en las opciones de compra la posibilidad de elegir entre 500 GB y 1 TB. Ese extra de 500GB se agradece bastante ya que como sabemos los videojuegos actuales cada vez necesitan más espacio de almacenamiento.

Después de nombrar estas características actualizadas de hardware del nuevo modelo, vemos que esta versión Slim es bastante parecida al modelo original: el procesador gráfico y la memoria RAM, por ejemplo, son las mismas.

La actualización real que veremos a continuación en el modelo Pro son las interesantes en lo que se refiere a potencia como vamos a ver.

 

 

PlayStation 4 Pro (Noviembre 2016)

La PlayStation 4 Pro que salió a un precio de 399€ sería la maquina más potente de Sony hasta la fecha, la que ofrece más que cualquiera de los otros dos modelos, incluyendo soporte 4K y HDR para juegos y vídeo. Las dimensiones del modelo Pro son un poco más grandes que la de la PlayStation 4 original, aunque no mucho más grande (un 13%), sin embargo, es aproximadamente un 43% más grande que el modelo Slim, además de ser más cara como es obvio.

Ofrece 3 puertos USB en vez de dos (todos USB 3.1). Al igual que los otros dos modelos, hay un par de puertos en la parte delantera, pero ahora también ofrece uno en la parte posterior para utilizarlo como un posible almacenamiento secundario.

Sony también actualizó el puerto HDMI de la versión Pro a HDMI 2.0. El viejo estándar HDMI 1.4 (que se encuentra en los modelos originales de PS4 y Slim) limita el contenido de 4K a 24 fps (cuadros por segundo), donde HDMI 2.0 aumenta hasta 60 fps, lo que es crucial para poder jugar juegos en 4K. Este nuevo estándar HDMI también incluye HDCP 2.2, una forma actualizada de protección anticopia que permite a servicios como Netflix producir contenido 4K.

 

 

Dado que este es el modelo 4K, Sony también mejoró la GPU (unidad de procesamiento encargada de los gráficos). Esto se debe a que la resolución 4K es literalmente cuatro veces más grande que 1080p, lo que significa que hay más píxeles para procesar y como es evidente si conoces el funcionamiento de una GPU, a más resolución más carga de trabajo para ella.

Este modelo también ofrece 1GB adicional de RAM sobre los otros modelos: en lugar de tener sólo 8GB DDR5 de RAM como los otros dos, también tiene 1GB de RAM DDR3 (tecnología más lenta que DDR5), para tareas no relacionadas con los juegos. Lo que hace la consola es utilizar esta RAM para tareas más básicas de fondo como utilizar Netflix, haciendo que la otra memoria esté disponible siempre para los juegos.

Algo a mencionar que vemos en los tres modelos de la consola de Sony es usan memoria RAM DDR5 pero no todas se comportan de la misma manera en los distintos modelos. Según pruebas de velocidad se pudo saber que la memoria RAM del modelo Pro es un 24% más rápida que la del modelo original.

Al igual que en el modelo Slim, las mismas mejoras presentes de conectividad y demás también estan presentes en el modelo Pro. Respecto al almacenamiento en este modelo, no tenemos la opción del modelo de 500Gb, viene de serie con el de 1TB.

El la parte del software incluye el el modo Boost que hace que se aproveche la potencia adicional de la GPU para conseguir un mayor rendimiento gráfico.

 

Y esto no es sólo algo que se aplica a los juegos que ya han sido actualizados para dar soporte a la resolución incrementada de la PS4, ni tampoco para casi todos los juegos de PS4. Por lo tanto, si un juego empuja el PS4 a sus límites en términos de fotogramas por segundo, debería ser capaz de pasar a 60 fps en el modo Pro con Boost habilitado. Dicho esto, algunos juegos están bloqueados a 30 fps independientemente, así que el modo Boost no hará nada para mejorar eso. Es una limitación de software dentro del propio juego.

 

 

Entonces, cuál compro?

La respuesta no es fácil, ya que para responder a esa pregunta tendrías que preguntarte primero la importancia que le das al presupuesto para gastar y a los juegos que sueles jugar. Como vemos, existen diferencias tanto de precio como de prestaciones. Algunas e ellas como la de incorporar 4K es muy relevante ya que si no dispones una pantalla para reproducir este tipo de contenido estarás desperdiciando una gran parte de la máquina aunque puedas usarla igualmente.

 

 

Además la decisión de decantarse por un modelo u otro también dependerá si ya tienes un modelo como la PS4 original.

Bajo mi punto de vista te recomendaría la versión Slim de ser tu primera consola y si no tienes una pantalla 4K. En el caso de tener una PS4 y querer dar un paso adelante en potencia te recomendaría la PS4 Pro, ya que el modelo Slim puede parecerte una diferencia poco notable. Por último, es el caso de ser o bien tu primera consola o manejar un presupuesto más amplio optaría por el modelo Pro.

 

 


POST RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *