Comprimir y descomprimir archivos y carpetas en Windows

Windows

Muchas veces al descargar archivos desde Internet o copiarlos de otros equipos al nuestro, observamos que se presenta un icono desconocido y que no se puede abrir fácilmente en nuestro ordenador.

Por lo general son archivos comprimidos que se encuentran en formato .Zip o .RAR (Siendo estos los más conocidos, existen muchas extensiones mas), para extraer el contenido de estos archivos (si están en formato RAR o ZIP) es necesario instalar programas en nuestro ordenador como WinZip, WinRAR, 7-ZIP o utilizar directamente Windows (sólo disponible para formato ZIP).

Estos programas también nos dan la opción de poder “partir” cualquier archivo en varias partes, para luego montarlas y obtener el archivo original. Esto se suele hacer para archivos pesados generalmente.

 

Winrar y los archivos comprimidos

Tal y como su nombre lo indica, comprimir archivos nos ayuda a hacerlos más pequeños por lo que ocuparan menos espacio en nuestro equipo, y en caso de ser necesario enviarlos por correo, por ejemplo, será mucho más sencillo.

Actualmente la principal función de comprimir archivos es agrupar o empaquetar muchos archivos en uno solo, y de esa forma hacer más fácil su organización y distribución.

Uno de los compresores más famosos a nivel mundial es el Winrar. Para instalarlo, deberemos descargar Winrar (Tan sólo teclea descargar winrar en google y te aparecerán miles de resultados) y ejecutarlo.


Una vez ejecutado, nos aparecerá una pantalla en la cual deberemos elegir la carpeta de destino o sitio donde queremos instalar nuestro Winrar (Es recomendable dejar la ruta por defecto) y darle a “Instalar”.
Nos aparecerá otra pantalla, en la cual deberemos seleccionar los archivos que queremos asociar a Winrar (Se recomienda seleccionar todos). Una vez seleccionados, daremos clic en “aceptar” y para finalizar, en “listo”.

 

Comprimir con Winrar

Para comprimir cualquier tipo de archivo, deberemos clicar en este con el botón derecho del ratón, y darle clic en “extraer aquí”. Esto hará que se cree un archivo .rar con el archivo comprimido en la ubicación seleccionada. Recuerda que puedes seleccionar varios archivos o carpetas, y comprimirlas en un solo archivo.
Para descomprimir un archivo .rar, deberemos hacer doble clic en este. Una vez dentro, le daremos clic a la opción de “descomprimir”, seleccionaremos la ruta o ubicación y listo. Nuestro fichero completamente listo para usar.

 

Alternativas a Winrar

Como hemos nombrado al principio de este post, existen otras herramientas también gratuitas para la compresión y descompresión de archivos en Windows. Uno de los más famosos, y más usado en su época fue el Winzip, pero este quedó obsoleto ante la innovación de Winrar.
Aunque a priori parecen iguales, Winrar presenta numerosas mejoras, como el hecho de tener su propio sistema de compresión (RAR), soporte y actualizaciones en español, opción de recuperación de datos en caso de que un archivo esté dañado, y muchas más funciones adicionales.

 

Comprimir y descomprimir archivos ZIP en Windows

Los archivos ZIP en Windows no necesitan de ningún programa extra para ser descomprimidos o para comprimirlos en Windows, por lo que son una gran ventaja.

1- Comprimir archivos Zip en Windows

Para comprimir un archivo en Windows o una carpeta con varios archivos en su interior, solo es necesario seleccionar la carpeta (haciendo clic derecho) y en el menú seleccionar “Enviar a —> carpeta comprimida (en Zip).

Verás que luego de esto aparecerá una carpeta nueva ya comprimida, que es fácilmente identificable porque presenta un cierre en su imagen.

2- Descomprimir archivos Zip en Windows

Descomprimir un archivo Zip es bastante sencillo, al igual que comprimirlo.

Como primer paso deberás seleccionar la carpeta comprimida que desees descomprimir, luego haz clic derecho sobre la carpeta y en el menú selecciona “Extraer todo…”.


POST RELACIONADOS