Tipos de Volúmenes en Discos Duros

Tecnología

Un volumen de disco es una porción de disco duro que funciona como si fuese un disco físico independiente. El volumen puede estar formado por una sola porción de un disco duro, por varias porciones del mismo disco, o varias porciones de varios discos duros.

 

Volumen Simple

Se trata de un volumen formado por una o varias porciones del mismo disco. Solo pueden crearse en discos dinámicos y se pueden reflejar. Los volúmenes simples son lo mas parecido a las particiones en los discos básicos.

Los volúmenes simples pueden extenderse si añadimos porciones del mismo disco o de otros discos, pero no se puede reducir su tamaño una vez extendido ni eliminar porciones que se añadieron, sólo se podrá eliminar el volumen completo. Un volumen simple puede extenderse por otros discos hasta ocupar un máximo de 32 discos dinámicos.

Volumen Distribuido

Se trata de un volumen formado por varias porciones de varios discos. Sólo pueden crearse en discos dinámicos y no soportan opciones de tolerancia a fallos.

Los volúmenes distribuidos se pueden extender añadiendo porciones del mismo disco. Al extender un volumen distribuido, ocurrirá igual que en los simples, que no se podrá desasignar espacio.

Volumen Seccionado

Es un tipo de volumen que esta formado por un conjunto de porciones o bandas de igual tamaño ( 64 Kbytes ) de varios discos, hasta un máximo de 32 discos. La información se re- parte entre las bandas de los distintos discos. El reparto de información es equitativo y alternativo, ocupando de este modo todas las bandas o porciones de los discos que lo integran. Como resultado, el rendimiento obtenido es más alto.

Los discos no tienen por qué ser del mismo tamaño, pues lo que es igual son las bandas que se crean en los discos. Además, no pueden variar de tamaño una vez creados.

Estos volúmenes sólo pueden crearse en discos dinámicos y no ofrecen tolerancia a errores si no más bien, todo lo contrario. Si uno de los discos, o una banda, tuviese errores, el volumen completo falla y la información se pierde. Se corresponde con lo que en Windows NT se conocía como conjunto de bandas (RAID 0). La fiabilidad de este sistema es siempre menor que la fiabilidad del disco menos fiable.

Los volúmenes seccionados son el sistema de almacenamiento que ofrece el mejor rendimiento de todos los tipos de volúmenes, tanto en escritura como lectura, por lo que se puede escoger por su rendimiento.

Volumen Reflejado o Espejo

Este es un volumen tolerante a fallos que utiliza un segundo espacio de almacenamiento físico de igual tamaño donde duplica toda la información del volumen. Aunque el tamaño utilizado en los dos discos es el mismo, los discos no tienen porqué tener el mismo tamaño físico, ni en número de cilindros, etc…

Las dos copias siempre deben encontrarse en dos discos distintos, y preferentemente en controladoras de disco distintas, a este mecanismo se le denomina duplexación. Si uno de los discos fallase, el sistema se repondrá utilizando la copia. Esto es recomendable, por ejemplo, para el volumen del sistema. Además, desde el disco de reparación de emergencia, se puede arrancar de una copia en espejo. Como inconveniente, el espacio útil de disco se reduce en un 50%.

Sólo pueden crearse en discos dinámicos. Se corresponde con lo que en Windows NT era el conjunto de espejos ( RAID 1 ). Son más lentos a la hora de escribir, puesto que se han de realizar las escrituras por duplicado.

Volumen RAID 5

El volumen RAID 5 formado por bandas o porciones de tres o más discos duros, hasta 32 discos. En estos volúmenes, a los datos se les añade un información de paridad que servirá de código de detección y corrección de posibles errores. Los datos y la paridad se escribe de forma alterna entre el conjunto de bandas del volúmen.

Los volúmenes de RAID5 son tolerantes a fallos. Si un disco o una banda contiene errores, se puede reconstruir la información perdida a partir de los datos que quedan en las otras bandas junto con la paridad. El sistema puede por tanto soportar la perdida de un disco sin perdida de datos, ya que el volumen continua en línea.. No obstante, a partir del momento de la recuperación, el sistema es propenso a fallos hasta que se cambia el disco averiado o se rompe el RAID. En una operación de lectura, solo se lee la banda donde se encuentran los datos. Solo es necesario leer una banda para saber si existe o no error. Si el sistema detecta un error en la banda que ha leído o un error en el disco, leerá el resto de bandas de datos y la banda de paridad, con lo que podrá reconstruir la banda dañada. Si el error se produce en la banda de la paridad no es necesaria la reconstrucción.

No toda la capacidad de un volúmen RAID5 esta disponible para guardar datos, puesto que siempre una de las bandas se destina a guardar los datos de paridad. El tamaño disponible dependerá del número de discos que componen el RAID5, como siempre se destina una banda a la paridad, al incrementar el número de discos del RAID5 aumenta el espacio de almacenamiento útil disponible. Los volúmenes RAID5 sólo pueden crearse en discos dinámicos y no pueden reflejarse ni extenderse. Además, no se puede instalar el sistema en un volumen RAID5.

Los volúmenes RAID5 consumen mas memoria del sistema. Su uso es para información importante que en la medida de lo posible no sea muy cambiante, pues el rendimiento en escrituras es peor.

 

 

 


POST RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *